Síndrome de la billetera o “credicarditis”

El síndrome de la billetera o síndrome de atrapamiento del nervio ciático, se produce por la compresión del nervio ciático a la altura de músculo piramidal situado en el glúteo.

Esta lesión es muy habitual sobre todo en hombres que pasan muchas horas sentados (conduciendo o en oficinas por ejemplo) y se ve agravada por la costumbre de llevar la cartera en el bolsillo trasero de los pantalones, debido a la cantidad de tarjetas de plástico duro, DNI, etc. que hacen que la cartera doble o triplique su tamaño. El aumento de presión en la zona provoca una irritación del nervio ciático, que a su vez produce un dolor agudo que irradia a lo largo del recorrido del nervio y puede ser ascendente hacia la zona de la columna lumbar o descendente llegando hasta los dedos de los pies, aunque puede quedarse localizado en el hueco trasero de la rodilla (hueco poplíteo).

Al sentarnos sobre la cartera se produce la elevación de un lado de la pelvis hace que la columna lumbar responda con una inclinación lateral hacia el lado elevado. Esta postura mantenida durante muchas horas supone una demanda mecánica crónica a las vértebras, discos, ligamentos y músculos de la zona lumbar y como consecuencia, aparece el dolor.

La primera medida para prevenir esta dolencia es muy básica, consiste en no llevar nunca la cartera en el bolsillo del pantalón cuando conducimos o vamos a permanecer sentados varias horas.

Una vez se ha producido la lesión, tenemos varias opciones de tratamiento. La primera y más rápida es el estiramiento de la musculatura glútea y de los miembros inferiores. La siguiente medida es tratar la zona con masaje para reducir la inflamación y deshacer la contractura defensiva que se produce, incluso tratamiento con punción seca para entrar en el músculo de manera más profunda y efectiva. En un tratamiento a largo plazo lo ideal sería crear una rutina de estiramientos acompañada de ejercicios de estabilización abdominal (Pilates por ejemplo) que ayudarán a corregir la alineación de la columna y a disminuir la presión en la zona del piramidal.

No olvidéis que estamos en la consulta para lo que necesitéis.

Un saludo, el equipo de Fisiozentro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.