Enfermedades que podemos evitar comiendo bien

La mala alimentación puede ser tomada desde múltiples puntos de vista. No solo basta considerar las innegables malas consecuencias de comer comida chatarra, sino también el hecho de comer poco y mal, comer a deshoras o tras largos periodos sin haber probado bocado.

 

Además, si no tenemos una dieta equilibrada, que contemple todas nuestras necesidades de nutrientes, vitaminas y fibra, entonces también estamos hablando de una mala alimentación. Por ello, veremos cuáles son las enfermedades por mala alimentación y la importancia de mantener un vida sana.

 

 

Consecuencias de una mala alimentación:

Diabetes: Es una de las enfermedades que todos tememos y que, sin embargo, se puede prevenir de una manera muy simple. La diabetes tipo 2 está estrechamente vinculada a la obesidad y al elevado consumo de azúcar, con daños que pueden ser hasta irreversibles. Para empezar, deberíamos establecer una dieta sin azúcar, rica en vegetales, frutas y carnes magras.

Cáncer: Hay un vínculo estrecho entre el cáncer de colon y la mala alimentación. Todo indica que, si llevas una dieta rica en fibras naturales, esto te ayudará a evitar este tipo de cáncer. Por ello, no debes dejar de comer frutas y verduras, dos alimentos ricos en fibras y otros nutrientes e incluir en tu dieta féculas integrales y legumbres.

Enfermedades cardiovasculares: La mala alimentación siempre trae consecuencias a nivel cardiovascular. El exceso de grasas provoca un aumento del colesterol malo, además de una mayor presión arterial (Hipertensión arterial). Junto con la obesidad, conforman un grupo de factores de riesgo importantes y casi determinantes para que se produzca una enfermedad cardiaca o accidentes cerebrovasculares.

Gota: La gota provoca ese interminable dolor en el pie, en la rodilla u otras articulaciones y se debe al exceso de ácido úrico. ¿A qué se debe este exceso? Principalmente, al elevado consumo de carnes rojas, bebidas con azúcar y alcohol. Debes llevar una vida sana, con una dieta para bajar el ácido úrico que incluya legumbres y hortalizas.

Osteoporosis: Esta enfermedad suele relacionarse con una mala alimentación, rica en carnes, grasas y azúcares refinadas. Debes evitar el consumo excesivo de estos alimentos con una dieta adecuada y consumir alimentos ricos en calcio (lacteos, verduras, frutos secos, legumbres y pescado) para mejorar la absorción de este mineral y evitar la osteoporosis.

Estas son solo algunas de las consecuencias de una mala alimentación, pero te puede hacer recapacitar en varias cosas: una dieta mala te puede conducir a la obesidad, con todos los riesgos que esta implica.

Por otra parte, hacer ejercicio y tener una dieta equilibrada son fundamentales para evitar las enfermedades, verte bien y sentirte bien. En definitiva CALIDAD DE VIDA.

Mª Altagracia Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.